Un audio donde reconoce el hecho Teruel

Luego de haber asumido haber violado a una amiga de la familia cuando ella tenía 6 años, Lautaro Teruel se comunicó con ella para pedirle que por favor no lo denunciara.

Una joven, cercana a la familia Teruel, denunció que cuando tenía solo 6 años había sido abusada por Lautaro, hijo de Mario, integrante de los Nocheros. Tras haber pasado años y años de angustia y depresión, de sufrir anorexia y de, incluso, haber intentado suicidarse en varias oportunidades, decidió contar lo ocurrido.

Por eso citó a su abusador y tuvo un encuentro cara a cara con él, durante el cual grabó la charla sin que Lautaro Teruel lo notara. A lo largo del diálogo, él asume lo ocurrido y confiesa: “Cuando lo hice, en su momento, no te gustó nada, de eso me di cuenta… Aparte eras rependeja, tenías 7, 6 años. Yo tenía 16, 17. Y capaz que fue tu primera experiencia y cualquiera ya”

Con la confesión en su poder, la joven la divulgó y expuso a su abusador. En medio de la repercusión del caso, Lautaro Teruel se comunicó con la víctima para pedirle que por favor no lo denunciara ¿Su objetivo? Evitar ir a la cárcel.

 

En los ángeles de la mañana donde participo del dialogo aportando su punto de vista Santiago Pedroza abogado de la víctima pusieron el llamado de Teruel a la joven abusada: Por favor, por favor te lo pido, no me hagas esto. Yo me junté a hablar con vos porque lo sentí muchísimo, espere un montón de tiempo para hablar con vos.

Yo voy a hablar con mis papás, pero por favor, te pido; por favor, te pido, no hagas esto, yo, la verdad, que me siento como el orto. Te dije que podemos hablar una y mil veces, amiga, por favor, Jaz, no me hagas esto, por favor.

No puedo ir preso, negra, no sobreviviría un día; te pido mil disculpas, perdoname, perdoname, encima estoy volando en fiebre, y con esto me pongo peor, me muero, muero de verdad, que no sobrevivo ahí, y estoy arrepentido por lo que te hice, te di mi palabra y te pedí perdón, me dijiste que estabas bien y que cualquier cosa podíamos hablar.

Por favor, no me hagas esto, te lo pido por el amor de Dios, pensá en todo, sobre todo en nosotros, fue una cosa de pendejo, y me chupa tres huevos mi primo, yo no había hecho nada, bueno después hice, pero de verdad que estoy mal, muy mal.

No sé que decirte, pendeja, no se que decirte. Por favor. Te dije, ‘si querés hablo con tu mami’, si querés volvemos a charlarlo… Pensé que lo habíamos hablado con confianza, por favor, te pido, por favor, te pido, volvamos a charlar y si me querés putear… pero por favor volvamos a charlar”, concluye el diálogo.

Fuente: LOS ÁNGELES DE LA MAÑANA